8 noviembre, 2019

Fomento del emprendimiento

La colaboración entre los grupos de investigación de la UNED y la ULE integrados en el Observatorio del Noroeste con asociaciones de economía social de la provincia de León tuvo como resultado la puesta en marcha de la Asociación Cooperactivas, cuyo objetivo es promover la economía social y el desarrollo local. La experiencia adquirida en ese proceso es muy importante para el Proyecto “La Ovoidera”, ya que una de las claves para el anclaje de la actividad a un territorio, en claro riesgo de depresión como consecuencia de la desindustrialización como es el que abarca el incluido en el proyecto, es el fomento del emprendimiento.

Una de las claves para el anclaje de la actividad a un territorio, en claro riesgo de depresión como consecuencia de la desindustrialización como es el que abarca el incluido en el proyecto, es el fomento del emprendimiento. En la mayoría de los entornos rurales la mentalidad emprendedora suele estar poco desarrollada.

En base a lo anterior, se propone que el Proyecto incluya un vivero de empresas (incubadora) denominada “INCUBA” que serviría de apoyo y soporte técnico para la creación y puesta en marcha de proyectos e iniciativas basados en los principios y valores del emprendimiento social y la sostenibilidad.

El vivero de empresas INCUBA, estará promovido por la Diputación de León-Área de Territorio Sostenible, y se apoyará para la ejecución en la Cátedra de Turismo Sostenible y Desarrollo Local que tiene entre sus objetivos fundamentales aunar esfuerzos, activar la participación, crear sinergias y compartir proyectos en torno a los principios y valores del emprendimiento social y el desarrollo territorial.


OBJETIVOS Y FINALIDAD ÚLTIMA DE “INCUBA”

Se trata de una INCUBADORA de emprendimiento de empresas para promover la creación de un tejido de actividades económicas con los siguientes objetivos:

Objetivos del proyecto

  • Evitar la despoblación generando puestos de trabajo en los municipio rurales de la Provincia de León.
  • Establecer un modelo económico sostenible que abandone el actual paradigma del modelo económico lineal y instaure un modelo de Economía Circular que a través del aprovechamiento de los recursos prime la reducción, la reutilización y el reciclaje, siendo respetuoso con el medio ambiente y que fomente el desarrollo local.
  • Fomentar el emprendimiento social como alternativa para el desarrollo profesional bajo otras formas de emprender y de hacer empresa, ligadas a la economía social y solidaria con un impacto en el entorno (social, ambiental y económico) positivo para el conjunto de la sociedad.
  • Fomentar el trabajo en red, aprovechando recursos e infraestructuras existentes en los Municipios implicados en el proyecto
  • Consolidar actividades económicas y crear puestos de trabajo.
  • Generar sinergias entre las actividades de los/as socios/as y participantes del proyecto que les dé un impulso inicial en la actividad.
  • Creación de un “Mercado Social Leonés”
  • Gestión de Marketing (ver apartado 5)
  • Servir de apoyo a la comercialización de los productos bajo marcas territoriales (ver apartado 6)

Todas las fases del proyecto se desarrollarán buscando aprovechar y mejorar tanto la materia como los recursos existentes en cada una de las zonas donde se desarrollará “INCUBA”.

Por lo tanto, estará muy presente la participación, cooperación local, y la generación de sinergias dentro del territorio de actuación.

Fases de “INCUBA”

  • Diseño y creación de Equipo
  • Sensibilización y Comunicación
  • Prospección de emprendedores/as sociales y de expertos y entidades colaboradoras en el territorio.
  • Puesta en marcha
  • Diseño y Creación de Equipo.

A través de reuniones EN MESA DE TRABAJO se procederá a la planificación de todas las fases descritas. 

En un documento quedará plasmado todas las pautas y claves que definen a INCUBA desde su misión, visión, valores, así como sus reglas de funcionamiento en cada una de sus fases, y todos los actores intervinientes y la relación entre ellos.

En esta fase quedarán definidas la temporalización de las actuaciones, forma de presentación del proyecto a la ciudadanía, las pautas de comunicación y de hacer partícipes a todos los agentes claves en el desarrollo del proyecto, así como lo objetivos que se persiguen.

  • Plan de comunicación y sensibilización

Para entender todo el proceso será necesario comunicar a la población los objetivos que se pretenden con el proyecto, seguido de actuaciones de sensibilización y motivación para dinamizar a la ciudadanía.

Esta fase nos sirve para captar inquietudes, ideas, y despertar iniciativas emprendedoras siendo necesaria la intervención de todos los agentes: Universidad, Empresas, Expertos, Asociaciones, Administración, Entidades en general, que puedan aportar conocimiento, experiencia y saber hacer en el territorio.

En la fase de diseño se habrá concretado el lugar y materias a tratar en una o varias jornadas, en las que se desarrollen talleres de sensibilización para poder abarcar a toda la población.

  • Prospección de emprendedores/as y de expertos y entidades colaboradoras en el territorio

A través de la campaña de comunicación y de las jornadas de sensibilización, se inicia la captación de ideas de futuros emprendedores/as y de expertos y colaboradores en el territorio.

Las personas con ideas de emprendimiento hacen llegar una solicitud “INCUBA” donde quedará constancia de sus solicitudes a través de un registro.

Paralelamente, durante esta fase se captarán personas expertas (asesorías, consultoras, etc) que quieran servir de colaboradores principales en cada una de las diferentes zonas de actuación de INCUBA. Servirán para poder hacer prospección de ideas, y personas emprendedoras, y cuya compensación vendrá dada en su apoyo profesional colaborando con INCUBA en el asesoramiento de los mismos a través de convenios de colaboración.

  • Puesta en marcha de INCUBA

La Diputación de León- Area de Territorio Sostenible en coordinación con la Cátedra de Turismo Sostenible y Desarrollo Local realizará el seguimiento de todas las fases, supervisando la buena marcha y la implicación de todos los agentes, y del Equipo “INCUBA”, con un control de las actuaciones implementadas (esta actuación se desarrollará a través de mesas de trabajo que darán cuenta a la mesa de seguimiento de todo el proyecto).

En fases anteriores se ha hecho equipo, se han visto y captado ideas, oportunidades y personas colaboradoras y expertos del territorio. Es el momento de iniciar el trabajo personalizado y a demanda con cada proyecto.

  • Selección de proyectos

Recogidas solicitudes e ideas captadas desde “INCUBA” y colaboradores del territorio. Se analiza la posible viabilidad de las propuestas (en la que será necesaria entrevista, estudio, evaluación previa, etc.). Los proyectos que superen esta fase de selección pasarán a la Oficinas INCUBA.


Durante todo el proyecto las siguientes fases permanecerán abiertas.

Primera fase. Identificación de necesidades para generar ideas viables

El equipo de INCUBA se pone a trabajar con y para las ideas seleccionadas. Identificando necesidades concretas del proyecto (en cuanto a formación, financiación, capacitación, comercialización, formalización, etc.). Será el encargado de derivar, buscar y poner a disposición de la idea todos los medios para que el proyecto se convierta en una realidad viable apoyando a los expertos, colaboradores del territorio que inician la siguiente fase del proceso.

Segunda fase. Creación y Plan de mejora de empresas

LÍNEA 1: Apoyo al emprendedor en la creación de empresas.

  • 1ª Fase Tutorización: Asesoramiento en el diseño de la idea del modelo de negocio y en el desarrollo del Plan de Empresa, contribuyendo a identificar:
    • Actividad
    • Valor aportado al cliente / grupos de interés
    • Valor aportado a la sociedad / necesidad que resuelve
    • Objetivos que persiguen en las distintas dimensiones:

El objetivo de esta fase es la elaboración de un plan de negocio que permita el análisis de viabilidad, y sirva como instrumento para la puesta en marcha del negocio/empresa y su perdurabilidad a medio y largo plazo.

El resultado de este proceso de tutorización será un Plan de Empresa desarrollado y asumido como tal por el emprendedor que es el que ha de elaborarlo con el apoyo del consultor (experto del territorio), y que servirá como base para el proceso de puesta en marcha del negocio y toma de decisiones futuras.

  • 2ª Fase. Acompañamiento para la puesta en marcha: Asesoramiento y apoyo en la puesta en marcha y en la gestión, en función de las necesidades del proyecto y de la financiación, así como acompañamiento en los trámites de creación y puesta en marcha como para la búsqueda de determinados servicios y contactos que puedan requerir las personas emprendedoras para el desarrollo de la actividad (asesoría fiscal, seguros, telefonía, etc.)

Dedicación en esta línea 15 horas por proyecto. A distribuir en sesiones presenciales y on line.

LÍNEA 2: Plan de mejora

Asesoramiento y apoyo para llegar a la consolidación y mejora en la gestión, en función del plan de empresa, hacer un seguimiento con la finalidad de formular objetivos estratégicos buscando su consolidación en el mercado.

Seguimiento y plan de mejora para la consolidación cuyo objetivo es revisar el plan de empresa con la finalidad de:

    • Reformular objetivos estratégicos viendo la nueva situación revelada por el análisis de las condiciones del entorno
    • Actualizar el conocimiento y mejorar las habilidades de dirección del/la empresario/a y de sus colaboradores sobre herramientas de gestión que hoy en día están al alcance de las PYMEs.
    • Preparar a la empresa para su apertura a otros mercados y su expansión comercial.

Como resultado se establecerá un plan de mejora que desglose las principales áreas de perfeccionamiento en acciones concretas después del análisis anterior.

El Plan de mejora guiará a la empresa en el desarrollo del plan establecido abordando todas las áreas funcionales de la empresa (Finanzas, Fiscalidad, Recursos Humanos, Producción, Comercial, Marketing, Comunicación, Sostenibilidad, Logística, Aplicaciones informáticas, Calidad, Aspectos jurídicos, Comunicación, etc.)

Dedicación en esta línea 15 horas por proyecto.


Se prevé una temporalización de 24 meses con los proyectos en los que los emprendedores recibirán el servicio de forma gratuita. Después de 24 meses dentro de INCUBA, se cobrará un precio de promoción para los servicios de asesoramiento, asistencia técnica y demás, que serán pactados con anterioridad por las entidades que estén dentro del proyecto INCUBA.


Esta fase es de 12 meses en los que seguirán vinculados al proyecto INCUBA, hasta convertirse en mentores de los siguientes proyectos que se puedan generar en el futuro.


 

→ Turismo sostenible