Proyecto Tebaida ad Silentium

Tebaida ad Silentium es un proyecto que aglutina un conjunto de intervenciones artísticas inspiradas en diferentes puntos del entorno paisajístico, histórico y cultural de la Tebaida Berciana. Paisaje y arquitectura, historia antigua y nuevas tecnologías se dan la mano en este ciclo de actividades que dio inicio en 2020 con dirección artística de Elena Feito, organizadas por la Cátedra de Territorios Sostenibles y Desarrollo Local de la UNED integrada en el Centro Asociado de Ponferrada.

Estas actividades, que se enmarcan en el proyecto «Tebaida Berciana y su Medio Rural», se han iniciado con la organización de dos conciertos en lugares emblemáticos de un espacio natural y cultural privilegiado, en el que se establecieron, muchos de los primeros ermitaños cristianos en busca de retiro para la oración y la meditación.

Segunda edición (2021)

Con la segunda edición de Tebaida ad Silentium, el proyecto musical combina este año dos formatos:

“EGERIA, UN LUGAR SAGRADO” es el título de la presente edición. Este año está dedicado al personaje histórico de Egeria y su eco en el entorno de la Tebaida. Por ello, las protagonistas de este año son artistas mujeres que buscan reflejar desde la óptica de género su particular visión del espíritu que animó a la viajera del siglo IV a emprender una peregrinación o itineratio desde la llamada provincia Gallaecia hasta Jerusalén movida por su fascinación por Oriente heredada de Santa Helena y la arqueología sacra.

Egeria recrea pasajes de las Sagradas Escrituras y las usa, en cierto sentido, como una guía temática de paisajes y personalidades de la primera cristiandad. Tebaida ad Silentium reivindica la modernidad de esta figura histórica cuya principal singularidad consiste haber dejado para la posteridad un diario hallado en Italia el siglo XVIII y que consiste en el primer libro de viajes de la historia, y el primer texto documentado de autoría femenina que se conserva en el mundo. Egeria no fue la primera cristiana en realizar este tipo de viajes (pensemos en Melania, Poemenia), si bien es el primer testimonio que ha llegado a nuestros días de estos viajes, es la primera escritora de la que se conserva una obra, el “Viaje de Egeria”, catalogada entre bitácora y guía de viaje.

Egeria es singular por muchos motivos y debía formar parte del ciclo. Egeria representa el movimiento emancipador femenino, el mismo que consiguieron algunas romanas contemporáneas suyas de clase acomodada. Egeria refleja el espíritu de la creatividad femenina, la valentía, la jovialidad, la madurez de una mujer cultivada (está documentado que viajaba con una biblioteca personal) que recorrió a pie, a lomos de caballo o en barco larguísimas etapas hasta su destino en Tierra Santa y que no llegó a emprender el viaje de regreso. El germen de la hospitalidad ritual que posteriormente heredarán los hospitaleros de la ruta jacobea.

Sin poner el foco en el origen de la itinerario de Egeria, sin ánimo de entrar en apropiaciones territoriales sobre la procedencia de la cristiana viajera, lo que pretende Tebaida ad Silentium es resaltar cómo figuras como Egeria pertenecen al conjunto de factores que conforman el germen de la espiritualidad europea, y de la que sin duda beben los monjes de la Tebaida. Tanto es así que el propio asceta San Valerio en el Siglo VII recoge su admiración por Egeria en una carta conocida como “Carta de Valerio a los monjes del Bierzo”.

El vínculo de Egeria con la Tebaida berciana está también en el afán de esta mujer de visitar a monjes en los eremitorios que salpicaban la peregrinación, especialmente en el Sinaí, donde estos anacoretas y ermitaños, la austeridad que protagonizarán luego los monjes de la Tebaida, son para ella objeto de la misma veneración que los propios lugares santos de su itinerario. Encontramos nueva conexión entre su figura y los orígenes de la Tebaida, ya que los monasteria que fascinan a la autora a su paso por Egipto no son monasterios como los entendemos hoy día, sino que se trataba de eremitorios, habitáculos, cuevas como las de nuestro entorno Tebaida.

Egeria es una figura documentada, culta, sensible, aventurera y vivaz. Egeria es en sí misma “un lugar sagrado” que homenajeamos y reivindicamos en pleno siglo XXI como madrina espiritual de la Tebaida.

Actuaciones 2021

EGERIA: “Ad loca sancta”

Egeria Voices (Tebaida ad Silentium 2021)

EGERIA es un ensamble vocal femenino de 7 integrantes especializado en la interpretación de la música medieval. Con su trabajo, EGERIA propone romper las barreras de un repertorio relegado al olvido y maltratado por la historia, y redescubrirlo para nuestro contexto contemporáneo. En 2020, EGERIA recibió el galardón al Mejor Grupo de Música Medieval otorgado por la asociación de grupos españoles de música antigua, GEMA.

Como homenaje a la viajera que les da nombre, EGERIA ofrece un concierto presencial en la iglesia de Villanueva de Valdueza en julio de 2021. Una especia de versión musical del cuaderno de viaje de la autora que homenajeamos, un repertorio basado en el rigor de la investigación de composiciones contemporáneas propias de los lugares que recorrió la viajera. En su concierto “Ad loca sancta” emularemos la ruta de Egeria en un viaje que va más allá de la “travesía” religiosa, pues implica asimismo un recorrido introspectivo a través de las diferentes emociones y dimensiones humanas que atraviesa el peregrino en la soledad de su camino.

MÓNICA DE NUT, “Camino, rebeldía y búsqueda”

Foto Mónica de Nut (Tebaida ad Silentium 2021)

La parte experimental, singularidad de este ciclo, está encarnada este año por la artista Mónica de Nut, quien ha concebido una intervención estético-musical en el entorno paisajístico y monumental de la Herrería de Compludo en El Bierzo. Mónica de Nut es una artista versátil en el mundo de las artes escénicas, su formación musical está avalada por Escuela Superior de Canto de Madrid y Universidad de Vigo, con formación en jazz y tradicional gallego. Es una virtuosa exponente del canto diafónico en nuestro país. Su modo de interpretar se caracteriza por el eclecticismo, la experimentación y la interacción con otras artes escénicas: danza, teatro, audiovisual, performance. Con tres discos propios, colabora además con Mercedes Peón, Oreka Tx o Isga Collective entre otros. Compositora e intérprete de piezas de audiovisual, teatro y danza, acaba de estrenar la pieza Tesauro y la película recién estrenada de Margarita Ledo, Nación.

Su particular homenaje a la figura histórica de EGERIA toma como punto de partida el motete Belial Vocatur, del Codex Las Huelgas del siglo XIII, compuesto por las monjas de clausura que habitaban ese convento, la artista recrea el espíritu femenino inspirado y contemplativo y lo interpreta desde un prisma de rebeldía, de búsqueda, de curiosidad, de autonomía, de sentimiento de libertad. Inspirada en la espectacularidad del entorno de la Herrería, Mónica de Nut hace interactuar los elementos naturales presentes (agua, tierra, aire y fuego) con su voz y un armonio e intervenidos mediante la tecnología de la loopstation para deconstruir de manera experimental lo que Egeria inspira a la artista. Una propuesta sorprendente y evocadora. Una experiencia catárquica vehiculada por un auténtico “animal” escénico como es Mónica de Nut.

Fechas y tipo de actuaciones

EGERIA: “Ad loca sancta”

Actuación en directo con público. Iglesia de Villanueva de Valdueza, 28 de julio.

MÓNICA DE NUT, “Camino, rebeldía y búsqueda”

Grabación audiovisual sin público, Herrería de Compludo. 27 de noviembre, estreno.

Organizan

Colaboran